Skip to content

Baterías FAQ - Todos los tipos de baterías

Navegar por los temas

Instrucciones de almacenamiento

Sí. El frío o calor extremos reducen el rendimiento de las pilas. Por este motivo, recomendamos almacenarlas a temperatura ambiente en un lugar seco. Deberá evitar guardar cualquier tipo de dispositivo que funcione con pilas en lugares húmedos. Tampoco se recomienda ni es necesario ningún tipo de refrigeración.

Para un mejor funcionamiento, mantenga limpias las superficies de contacto de las pilas y el compartimento en sí.

No se recomienda ni es necesario ningún tipo de refrigeración, ya que el calor o el frío podrían reducir el rendimiento de las pilas. Recomendamos almacenar las pilas a temperatura ambiente en un lugar seco. Deberá evitar guardar las pilas o dispositivos que funcionen con pilas en lugares húmedos.

Las pilas Procell AA, AAA, C y D tienen una vida útil almacenadas de hasta 7 años. Las pilas Procell de 9 V y 4,5 V duran hasta 5 años.

Instrucciones de uso

Las pilas pueden parecer simples, pero la producción de energía comprimida es un proceso electroquímico complejo.

La corriente eléctrica en forma de electrones comienza a fluir en el circuito externo cuando se enciende un dispositivo (por ejemplo, una bombilla). En ese momento, el material del ánodo, el zinc, libera dos electrones por átomo en un proceso denominado oxidación, dejando una carga de iones inestables a su paso. En cuanto los electrones hacen su trabajo encendiendo la bombilla, vuelven a entrar en el cátodo, donde se combinan con el material activo, el dióxido de manganeso, en un proceso denominado reducción.

La combinación de procesos de oxidación y reducción no podría tener lugar en una celda de energía sin que exista un modo de llevar los electrones de vuelta al ánodo, equilibrando de este modo el flujo externo de corriente. Este proceso es llevado a cabo por el movimiento de los iones de hidróxido con carga negativa presentes en la solución de agua denominada electrolito.

Cada uno de los electrones que entra en el cátodo reacciona con el dióxido de manganeso para formar el MnOO-. Es entonces cuando el MnOO- reacciona con el agua procedente del electrolito. En esa reacción, el agua se divide, liberando iones de hidróxido en el electrolito y iones de hidrógeno que se combinan con MnOO-. para formar MnOOH.

El circuito interno se completa cuando los iones de hidróxido generados por esta reacción en el cátodo fluyen hacia el ánodo en forma de corriente iónica. Allí se combinan con los iones de zinc inestables formados en el ánodo al liberarse originalmente los electrones al circuito externo. Esto da lugar a óxido de zinc y agua, y completa el circuito (para lo cual es necesario tener un flujo constante de electricidad), encendiendo su dispositivo.

La vida de las pilas se mide en miliamperios/hora (mAh). Esta unidad mide la potencia (eléctrica) a lo largo del tiempo.

Siga estos consejos para alargar la vida de sus pilas:

  • Apague las radios y electrodomésticos a pilas cuando no estén en uso
  • Almacene sus pilas en un lugar seco a temperatura ambiente sin que los contactos se toquen

Reemplace siempre la pila o pilas de su equipo con las del tipo y tamaño que especifique el fabricante del dispositivo. Para tamaños de pila estándar (AAA, AA, C, D, 9 V), se recomiendan las pilas alcalinas por su mayor rendimiento. Las pilas de zinc-carbono tienen una menor vida útil y el rendimiento en dispositivos es menor. Esto se debe a una menor carga de mAh en la composición de las pilas de zinc-carbono.

Además, para dispositivos profesionales de alto consumo, Procell recomienda utilizar las pilas profesionales Procell Alcalina Intense Power AA, especialmente diseñadas para durar más que sus predecesoras (Procell Alcalina AAA) en dispositivos profesionales de alto consumo que demandan una gran potencia o picos de potencia, como pueden ser tensiómetros, dispensadores de jabón o linternas.

 

Recomendamos cambiar todas las pilas de la unidad a la vez. Una pila con la mitad de energía absorberá energía de la nueva, lo que reducirá la cantidad total de energía disponible.

No, cada pila tiene una vida útil y una cantidad de energía diferente. Esto dependerá de la composición de la pila, así como de las necesidades del dispositivo al que da energía.

No, las pilas Procell no están diseñadas para su uso debajo del agua o en cualquier forma al vacío. El diseño de célula de Procell permite operar en temperaturas desde:

-20 ºC a 54 ºC, mientras que las pilas de botón de litio y las de litio de alta potencia pueden operar en temperaturas desde los -20 ºC a los 60 ºC

No recomendamos mezclar pilas nuevas y antiguas. Esta mezcla podría provocar una reducción del rendimiento general, provocando la rotura o las fugas en las pilas. Cuando sea necesario, sugerimos sustituir todas las pilas de un dispositivo.

Se debería retirar las pilas de un dispositivo/equipo cuando:

  • Las pilas estén gastadas. Podrá comprobarlo por la pérdida de potencia del dispositivo o por una lectura más baja con un voltímetro.
  • El dispositivo recibe corriente alterna en lugar de energía de una pila

Siga las instrucciones que encontrará en su dispositivo a la hora de colocar las pilas, asegurándose de que los polos positivo (+) y negativo (-) estén correctamente alineados. Encontrará las indicaciones correspondientes en el dispositivo y en la pila.

ATENCIÓN: Algunos equipos que necesitan tres o más pilas podrán funcionar correctamente, aunque una de las pilas esté colocada de manera incorrecta, pero esto podría provocar una fuga o la ruptura de las pilas, con el posible daño al equipo.

Las pilas Procell Alcalina pueden utilizarse en todos los dispositivos de bajo, medio y alto consumo, aunque Procell ya fabrica la gama Procell Alcalina Intense Power, específicamente diseñada para ofrecer una mayor duración (en comparación con las pilas profesionales anteriores Duracell Alcalina AA, AAA, C y D) en dispositivos profesionales de alto consumo que requieren picos altos de energía, como son cerraduras electrónicas, dispensadores de jabón o cámaras de seguridad.

Las pilas Procell Alcalina pueden utilizarse en todos los dispositivos de bajo, medio y alto consumo, aunque Procell ya fabrica la gama Procell Alcalina Intense Power, específicamente diseñada para ofrecer una mayor duración (en comparación con las pilas profesionales anteriores Duracell Alcalina AA, AAA, C y D) en dispositivos profesionales de alto consumo que requieren picos altos de energía, como son cerraduras electrónicas, dispensadores de jabón o cámaras de seguridad.

Composiciones de las pilas

Solo las pilas con la etiqueta específica de “recargables” deberían recargarse. Cualquier intento de recarga en pilas que no son recargables podría resultar en rotura o fuga. Las pilas Procell Alcalina no son recargables.

El adjetivo “alcalina” hace referencia a los componentes químicos que conforman este tipo de pila.

Las células alcalinas o de dióxido de manganeso alcalino tienen muchas ventajas con respecto a las células de zinc-carbón, entre ellas una capacidad de hasta diez veces más amperios/hora en condiciones de consumo alto y continuado. Además, su rendimiento a bajas temperaturas es superior al de las células convencionales primarias de electrolito acuoso. Otras ventajas importantes son la mayor vida de almacenamiento, una mejor resistencia a las fugas y un rendimiento superior a baja temperatura. Su sello de seguridad más efectivo ofrece una excelente resistencia a las fugas y la corrosión.

Actualmente, Procell fabrica dos tipos de pilas alcalinas: Procell Alcalina y Procell Alcalina Intense Power

Las pilas alcalinas y de litio tienen dos composiciones diferentes que favorecen un rendimiento máximo en diferentes dispositivos.

Las pilas “Industrial by Duracell” eran las pilas profesionales de Duracell. Esas pilas han sido sustituidas por las pilas Procell para servir en exclusiva al mercado de pilas profesionales con una marca prémium diseñada para usuarios profesionales con:

  • Pilas de mayor duración (en comparación con las pilas Industrial Alcalina AA y AAA)
  • Ingeniería basada en un conocimiento más profundo de los dispositivos profesionales y el tipo de pila
  • Un enfoque empresarial centrado en el cliente
  • Un equipo dedicado global multidisciplinar B2B con un profundo conocimiento técnico

Procell recomienda* usar las pilas Procell Intense Power con dispositivos de alto consumo como: (lista no exhaustiva)

  • Monitores de presión sanguínea
  • Dispensadores de papel absorbente
  • Cerraduras electrónicas
  • Cámaras de seguridad
  • Termómetros
  • Cajas fuertes de pared
  • Flashes de cámaras
  • Bombas de infusión
  • Grapadoras quirúrgicas
  • Ambientadores automáticos
  • Mezcladores de cemento óseo
  • Dispositivos médicos de cauterización
  • Videoporteros inalámbricos
  • Papeleras con sensor de movimiento
  • Dispensadores de jabón / desinfectante
  • Persianas / cortinas para ventanas
  • Bombas de insulina

*La vida de la batería dependerá de la frecuencia de uso, las temperaturas de funcionamiento, la carga aplicada y el voltaje de desconexión

Procell recomienda* usar las pilas Procell Alcalina en dispositivos de uso general y consumo bajo-medio, como: (lista no exhaustiva)

  • Sensores de movimiento/ocupación
  • Teclados inalámbricos
  • Teclados de seguridad
  • Mandos a distancia
  • Fluxómetros
  • Otoscopios
  • Emisoras
  • Glucómetros
  • Niveles láser
  • Temporizadores
  • Relojes de alarma
  • Balanzas
  • Pulsioxímetros
  • Ratones inalámbricos
  • Termostatos digitales
  • Localizadores por Bluetooth
  • Monitores de actividad/frecuencia cardíaca
  • Detectores de humo/monóxido de carbono

*La vida de la batería dependerá de la frecuencia de uso, las temperaturas de funcionamiento, la carga aplicada y el voltaje de desconexión

Cómo se fabrican

Puede que las pilas sean pequeñas, pero para nada son simples.

Son células electroquímicas de alta ingeniería. La energía química es convertida en energía eléctrica por una reacción redox. Este proceso tiene lugar entre las tres partes principales de una pila: el ánodo, el cátodo y el electrolito.

Cada tipo de pila emplea diferentes materiales para esas tres partes. Estos materiales se eligen en función de cómo liberen o atraigan electrones, algo indispensable para que se genere corriente eléctrica.

El ánodo es a veces un metal, el cátodo es un óxido de metal, y el electrolito es una solución salina que facilita el flujo de iones.

En la década de 1860, el francés George Leclanche desarrolló el precursor de la primera pila más usada en el mundo, la de célula de zinc-carbón.

El ánodo consistía en una varilla en una aleación de zinc y mercurio (de zinc era el ánodo de la célula original de Alessandro Volta, considerado uno de los mejores metales para este propósito). El cátodo era una concavidad porosa compuesta por dióxido de manganeso y algo de carbono. También se añadió una varilla de carbono que actuase como receptor a través de la carga de carbono. Entonces, la concavidad del ánodo y el cátodo se vertían en una solución líquida de cloruro de amonio, que hacía de electrolito. El sistema se denominaba “célula húmeda”.

A pesar de ser robusta y económica, la célula de Leclanche fue finalmente sustituida en la década de 1880 por la mejorada “célula seca”. El ánodo pasó a ser el recipiente de zinc que contenía la célula, y el electrolito se convirtió en una pasta más que un líquido, dando lugar a la célula de zinc-carbono que conocemos hoy día.

No, todas las pilas Procell están exentas de mercurio.

La fecha que aparece en el embalaje de las pilas Procell se corresponde con la fecha de caducidad, lo que indica el tiempo de almacenamiento de la pila. La fecha de fabricación no aparece en las pilas Procell, pero puede averiguarse de acuerdo con la fecha de caducidad siguiendo estas directrices:

Las pilas Procell AA, AAA, C y D tienen una vida útil almacenadas de hasta 7 años. Las pilas 9 V duran hasta 5 años.

Medio ambiente

Todas las pilas (alcalinas, recargables, de litio, óxido de plata, y de zinc-aire) pueden y deben ser recicladas de acuerdo con la normativa local.

Las pilas Procell Alcalina están compuestas principalmente de metales comunes —acero, zinc y manganeso— y su uso o desecho no supone un riesgo para el medio ambiente. Hemos eliminado voluntariamente todo el mercurio presente en las pilas Procell Alcalina desde principios de los años 90, manteniendo el rendimiento que exigen nuestros clientes.

Las pilas Procell Alcalina están compuestas principalmente de metales comunes —acero, zinc y manganeso— y su uso o desecho no supone un riesgo para el medio ambiente. Procell ha eliminado voluntariamente todo el mercurio presenta en las pilas Procell Alcalina desde principios de los años 90, manteniendo el rendimiento que exigen nuestros clientes.

Resolución de problemas

En el caso improbable de que se moje una pila o se cubra de una sustancia blanca en polvo, limite la manipulación de la pila. Solo la debe manipular para retirarla y desecharla, limpiando inmediatamente cualquier superficie o prenda expuesta a la misma con agua y jabón. Si se produce el contacto con los ojos, lávelos inmediatamente con agua durante al menos 15 minutos y busque asistencia médica de manera urgente.

A pesar de que la mayoría de las pilas contienen ingredientes químicos que no dañan la piel al contacto con esta, cualquier contacto directo con hidróxido de potasio (KOH) o con cualquier componente del interior de las células debería tratarse como una exposición química más. Siempre tome precauciones a la hora de manipular ingredientes químicos expuestos en pilas. Los químicos de las pilas no deberían ingerirse ni estar cerca de los ojos. Contacte inmediatamente con un médico si esto ocurre.

Siga estos consejos para limpiar la fuga de una pila:

  • Trabaje en una zona bien ventilada.
  • Lleve guantes y gafas de seguridad.
  • Elimine los residuos de la fuga de la pila de los elementos eléctricos con ayuda de un cepillo de dientes o un bastoncillo de algodón.
  • Asegúrese de que el dispositivo electrónico está completamente seco antes de probar una pila nueva.

Para evitar futuros problemas, adopte las siguientes prácticas:

  • No mezcle diferentes marcas de pilas en el mismo dispositivo.
  • Retire las pilas de los dispositivos almacenados.
  • Para limpiar cualquier fuga de los siguientes tipos de pilas Alcalina, NiCd y NiMH, emplee una mezcla de cantidades iguales de vinagre diluido o zumo de limón con agua (50/50).

NUNCA exponga las pilas al fuego, ya que pueden explotar, romperse o provocar riesgos de seguridad.

Dónde comprar

Ante cualquier problema con sus pilas Procell, llámenos al: 0800 101 2112

Para contactar con un distribuidor de pilas Procell, visite nuestra web y descubra dónde puede comprarlas.